Contador de lectores vía feed.

lunes, 15 de junio de 2015

Ceguera.













Tú nunca podrás darme
lo que yo necesito
porque lo que yo busco,
el amor,
no está en tu corazón,
te digo antes de huir
y antes de delinquir ante mí mismo,
odiándote.

Tu juventud prepotente y orgullosa
me contempla alzada desde la platea.

Tu falsa juventud de fuego y hielo
trenzada delicadamente a tu rostro,

a esos ojos de misterio y estrella
que han desafiado más noches
que los míos al tiempo.

Tu juventud aparente de metralla y puñal
invocando a viva voz
mi nombre ante la muerte

me mata
y me destroza.





Agradecimientos a los poetas del foro madre "Ultraversal" por su estrecha colaboración y guía en la edición del poema.

A "Ultraversal", mi Shangri-lá.

Abrazos.