Contador de lectores vía feed.

martes, 27 de octubre de 2015

Mata hari.


















Me rompes los insomnios en fragmentos
de diminuta almática
cuando cabalgas regia,
cortando cabelleras
que blandes en el aire como eternos trofeos,

Mata hari.



J. Madison.

jueves, 15 de octubre de 2015

Terrorismo cuántico.


















Estallan por los aires
millones de partículas de tiempo
en medio del budismo
zen  y meditativo de mi onírica
cuando te rompes
al borde de mi espalda en marejadas
y mis fuerzas dormidas confabulan
para que los minutos
detengan su mecánica de saltos
y que tu bomba de relojería
pronuncie ese: "Kaboom",

y arrase.

Sin dejar supervivientes.

miércoles, 14 de octubre de 2015

Colosseum cerrado temporalmente por reformas.


















Entonces ambos éramos
aquel débil fragor que en las noches oía
la llamada de Roma levantándose.

Roma pedía guerra a manos llenas
a dos  jóvenes torpes que prestaban oídos
al clamor incesante de a degüello.

Como leones trágicos de circo,
dos amantes hechos al espectáculo,
vertimos en la arena
el corazón, manojos de la vísceras,
fragmentos
de pasión tintos en odio, que con el martilleo del silencio en las jaulas,
bajo el efecto narco del orgullo,
brotaban sin control
como futuros órganos sin fuego
de llanto en la memoria.

Durante media vida cumplimos con el rito de la sangre.

Ahora ya no me queda ni un centímetro libre
de piel para tatuarme tus heridas,
ni arrestos para ver al cirujano.

He depuesto las armas.

Ahora poco me importa el ego de mi Roma.




lunes, 12 de octubre de 2015

Sonda espacial.













Que estupidez sería sentenciar
como en ese bolero que a ti tanto te gusta:
"Amor, sin tí mi cama es ancha".

Siendo justos, diría
que partiendo del centro a las riveras
se abre un abismo donde lloro a veces
como un pobre astronauta
desarmado
que ha perdido el contacto
con la tierra

Un pájaro metálico sin ánimos
para romper el rictus que le impone
ese agujero negro y su vacío
diluyendo los juncos y ramajes,
y no vislumbra
en el silencio muerto
ni una brisna de luz
adonde anclarse.

Con la de noches que mi " yo" fue pájaro
en vuelo por los límites
de tu órbita
sin mapas de retorno.

Y yo, que siempre fui
de vuelos sin montura,
detractor del cetrero,
me inclino a pico abierto en reverencia
y muerdo la carnaza de tu mano
que me obliga a confiarte
el enclave de mi nave nodriza.

domingo, 11 de octubre de 2015

Jack Skeleton.











Sally y Jack Skeleton.





En voto de silencio me declaro
aunque la "verbi gratia" me desborde
que puede mi discurso no ser claro
si mi voz de poeta es monocorde.

Y ya puede mi Sally tras la reja
pedir que rompa en dos mi mandamiento
que no daré cordel a la madeja
de versos sin tener conocimiento.

Hay silencios que dictan en su arrastre
una suerte de efecto mariposa,
no temas, Sally Persson, si el desastre
alcanza a mi palabra clamorosa.

Te vuelves por momentos adictiva
a amores que alimenten tu brasero,
yo soy tu Frankenstein y tú la diva
que doma la pasión del romancero.

Y mientras la metáfora resiste
a regalarme su divino encanto
carcelera es la sombra que te asiste
hasta que el verbo anuncie el contracanto.




Fragmento del film de animación "Pesadilla antes de navidad".