Contador de lectores vía feed.

jueves, 25 de febrero de 2016

Los versos del capitán. Cuaderno de bitácora. Día 1. ¡Soltad amarras!








Cuaderno de bitácora.
Día 1.


Un escritor, un gran escritor, debo decir, me dijo que se la traía floja el mundillo de la fama y que escribía para guardar su vida.

Yo escribo para salvar mi alma.

Un capitán es responsable de las existencias al completo en su nave, y eso incluye también las existencias humanas.

El día de un capitán comienza antes que la de los gallos, y porque soy, además de marino, brujo, sé, queridos lectores, lo que ustedes están pensando en este instante: no hay gallos en alta mar. Es cierto, a menos que este galeón atraque en aguas caribeñas y consiga hacerse con algún ejemplar de gallo fino, de esos que en mi tierra llaman de pelea. Yo echo de menos a los gallos y también a los míos. Será porque no tengo otra cosa mía en la bastedad de mi océano que tres grumetes jóvenes que, estoy seguro, ya han navegado con este capitán desde la primera vez  que a sus almas se les asignó un cuerpo. El resto nunca me ha pertenecido.

Como todo marino, sufro la enfermedad de la soledad, aunque este capitán no duerme nunca solo. Mi hambre existencial no es carnal, sino del alma. El sexo no cubre ni siquiera una parte de mi constante carencia afectiva, y la carne es en sí tan efímera (debo haber sido mujer en otra vida) Soledad y miedo a la muerte son las cadenas que arrastro por cubierta mientras doy órdenes a mis oficiales de a bordo, que se hacen cada vez, más pesadas con el paso imbatible de los años. Pero, basta de charla. El tiempo apremia y es vital que mis marinos y este servidor soltemos las amarras mientras suena en cubierta la voz de Etta James, interpretando esta especial versión de Stormy weather.






A través del enlace a continuación usted puede viajar cómodamente y en primera clase por la obra de ese gran hombre-escritor que cito en el primer párrafo del texto.





2 comentarios:

  1. Gracias por Etta James y tus letras y esas tan sabias que transmites. Besos!! disfruta del verano y sigue salvando tu alma para que podamos disfrutar de tus líneas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Maríjose Luque, por la visita, ya sé que cuesta hacerse a la mar con estos calores que vienen azotando la península , pero aquí estás, marinera valiente, a bordo del navío de este servidor.

    Recibe un gran abrazo y mi agradecimiento por la visita.

    ResponderEliminar